Acerca Izaguirre Law Firm

No importa de donde sea, todos somos iguales.


Izaguirre Law fue fundada por Stephanie Izaguirre para ofrecer un rostro acogedor para los inmigrantes en nuestra comunidad. Su pasión por ayudar inmigrantes comenzó en 2001, cuando aceptó empleo en el Departamento de Estado en Rio de Janeiro, Brasil. En ese entonces su trabajo era entrevistar cientos de aplicantes para visa diariamente – personas normales buscando vivir y trabajar en los Estados Unidos. Mientras trabajaba para el Consulado, Stephanie vio directamente el impacto de nuestro averiado sistema de inmigración en la vida cotidiana de la gente. Esta experiencia la inspiró a hacer más para ayudar a la gente a permanecer en los Estados Unidos o reunirse con sus familias. Desde 2011, los abogados de Izaguirre Law Firm han trabajado para realizar este sueño.

PRACTICAMOS LO QUE PREDICAMOS


El sueño de Stephanie era crear un espacio para la comunidad inmigrante en Colorado Springs – un hogar para Izaguirre Law Firm así como un lugar para apoyar las necesidades únicas de la comunidad inmigrante. En junio de 2017, este sueño se volvió realidad. Hoy en día, Izaguirre Law Firm se encuentra ubicada en un edificio que alberga otros negocios para inmigrantes, incluyendo servicios de traducción, preparación de planillas, y un centro de consejería. Los inmigrantes construyeron y siguen construyendo este país y estamos muy orgullosos de trabajar al lado de otros que creen lo mismo.

NUESTROS VALORES


Confianza: Confiamos en nuestros clientes para compartir detalles íntimos de sus vidas, y nuestros clientes confían en nosotros para ser creativos e inteligentes en nuestra lucha por ellos.

Honestidad: Siempre explicamos honestamente a nuestros clientes que está pasando y que se puede esperar.

Dedicación: Cada miembro de nuestro equipo está dedicado a la justicia social para los inmigrantes en nuestra comunidad.

Trabajo Duro: Nuestros clientes son nuestra pasión, y trabajamos arduamente para hacer lo correcto por ellos.

Inteligencia: En todo momento aplicamos nuestra experiencia colectiva y conocimiento de la ley de inmigración para luchar por nuestros clientes.

Alcanzable: La mayor parte de nuestro personal ha pasado por el proceso de inmigración – ya sea ellos o con un familiar. Realmente entendemos lo aterrador que puede llegar a ser este proceso y lo que esta en juego.

Humildad: Las experiencias de inmigrantes son diferentes, difíciles e inspiradoras. Esperamos poder formar parte de tu exitosa historia.

MI HISTORIA


La mayor parte del personal y los abogados de Izaguirre Law Firm cuentan con experiencias personales de inmigración de alguna u otra manera, desde historias de abuelos escapando de la Alemania Nazi hasta albergar estudiantes de intercambio que viene a los Estados Unidos como inmigrantes.

En mi familia los inmigrantes más recientes son mis bisabuelos que vinieron a Estados Unidos desde Alemania. Pero ellos vinieron en una época cuando hablar alemán era considerado antipatriótico así que nunca pudieron realmente celebrar su herencia alemana. A pesar de esto, he tenido inmigrantes en mi vida desde muy temprana edad.

Cuando tenia cerca de 8 anos, mi familia apadrino a una familia refugiada proveniente de Laos a través de nuestra iglesia. Nos dijeron que quizás esta familia no sabría ni siquiera como usar una lavadora o una estufa, pero resultó que el padre había trabajado en un hotel internacional. Esto cambió nuestras expectativas. Recuerdo como reía y jugaba con los dos niños pequeños, pensando que ellos eran igual que yo, solo que de un lugar diferente.

Cuando era una adolescente, mi familia albergó estudiantes de intercambio de Francia y Japón. Era otra oportunidad de aprender más sobre nuevas culturas, probar comida diferente y de aprender un nuevo idioma. Ser un estudiante de intercambio siendo un adolescente no es fácil – están lejos de su hogar y extrañan a su familia – pero cada uno de ellos trajo consigo algo nuevo e interesante y enriquecieron mi vida.

La primera vez que tuve la oportunidad de ser un inmigrante fue cuando viví en Brasil. Mientras me enamoré de Brasil, su idioma y cultura – y especialmente su comida – también viví por primera vez lo desorientador que puede llegar a ser cuando eres inmigrante. Sabía como funcionaban las cosas en mi país pero en este nuevo lugar, me sentía inútil. Tuve que aprender todo desde cero – como pagar mis cuentas, como escribir cheques y como moverme. Incluso cuando ya tenia un tiempo estando ahí y sabía hablar un poco de Portugués para poder moverme, nuevas cosas me sorprendían. Pienso mucho en ese tiempo cuando trabajo con mis clientes. Para cuando acudí a la escuela de leyes, sentía una fascinación y amor por otras culturas e idiomas. Sabía que quería trabajar con inmigrantes – tengo los mejores clientes del mundo y ellos me enseñan cosas nuevas todos los días.

~Stephanie Izaguirre